Amansa guapos, la solución de las hechiceras que quieren dominar

La planta conocida como amansa guapos o aquieta machos es uno de los muchos recursos de quienes practican los amarres o hechizos, sobre todo de los relacionados con el amor. Se le atribuyen propiedades encaminadas a aplacar a los hombres con demasiado carácter, para tranquilizarlos.
En 2007, una investigación de la Universidad Nacional de Colombia encontró que la Hygrophila tyttha, nombre científico de la planta, tiene una molécula tranquilizante llamada cumarina. Tras ser probada en ratones, se descubrió que ejerce una actividad ansiolítica y anticonvulsionante sobre el sistema nervioso central.

Formatos de amansa guapos

Hace mucho que algunas mujeres usan amansa guapos para tranquilizar a sus maridos. Pero el tratamiento de esta planta que se puede encontrar en lugares como la región del Valle del Cauca, cerca de la ciudad de Palmira (Colombia), da lugar a muchos formatos.
Si se prefiere comprar sin tratar, se puede optar por las hierbas naturales, partes escogidas de la planta a las que se atribuye valor mágico. Es la forma más pura de hacerse con amansa guapos, porque sus propiedades no han sido alteradas.

Uno de los formatos más habituales es el aciete para rituales, que está preparado con esencias vegetales de la planta y se le atribuye vibraciones mágicas. También son comunes los velones o velas que se preparan con mezclas de hierbas, esencias y extractos, y que forman parte imprescindible de algunos hechizos amorosos.
La lista no termina ahí, y pasa también por misteriosos polvos y colonias que vienen a cumplir funciones similares: amansar y tranquilizar a la otra persona. Quienes lo utilizan, por tanto, tienen el deseo de traer relax, paz y armonía al núcleo familiar, tratando de sofocar los ánimos de quienes se consideran especialmente rebeldes (como maridos o hijos).

Rituales con amansa guapos

El aceite amansa guapos, por ejemplo, invita a ser untado por velas y velones, a preparar lamparillas especiales e incluso a ser aplicado por puertas, ventanas o fotografías de la persona a la que va dirigido el hechizo.

El uso de este tipo de hierbas se ha enmarcado en rituales esotéricos que, en ocasiones, se mezclan con las oraciones y peticiones a santos a los que se pide interceder por una causa concreta. Muchos de quienes los practican son auténticos referentes, y están poco dispuestos a compartir ciertas informaciones sobre sus procedimientos, porque es ahí donde reside su posibilidad de hacer negocio.

AltoEsoterismo, por ejemplo, invita a darse siete baños para ser atractivo, usando esencia de mejorana, de llamadera, de amansa guapos, de pega pega, de siempre viva, esencia para mí, de cundiamor, de no me olvides, de recedad, colonia de pompeya y de afrodita, vino dulce y una cascarilla. Todo se ha de mezclar en un recipiente, según indican desde su blog, y dejar reposar una noche entera a la luz de la luna llena.

El líquido luego se debe dividir en siete frascos iguales, y aplicarlos por el cuerpo después de la ducha durante siete días seguidos.

Arriba